Mostrando entradas con la etiqueta Good Time. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Good Time. Mostrar todas las entradas

martes, 21 de julio de 2020

Entrevista traducida Robert Pattinson en Numero Magazine Francia: "Con Twilight no imaginaba nada, era sólo un tentenpié"

En marzo ya habíamos visto esta entrevista en Numero Magazine Francia pero en forma de Scans clic acá

Ahora que la subieron a su web les traemos la traducción, recuerden que forma parte de la prensa que se hizo por Dior Homme.

Robert Pattinson: "Con Twilight no imaginaba nada, era sólo un tentenpié"

CINE 

Llevado por una exigencia constante en la elección de los realizadores con los que colabora, Robert Pattinson optó por situarse en la línea de los grandes actores, los que, guiados por su pasión por el cine, son capaces a la fuerza de su voluntad de forjarse una gran carrera. A los 33 años, la cara del nuevo Eau de toilette Dior Homme no deja de sorprendernos. 


A finales de los años 2000, el desafío para Robert Pattinson era encontrar un hogar, un lugar donde dormir. Fue antes del éxito de la saga Twilight, cuando el joven tenía sólo unos 20 años, había mandado a su agente a Los Ángeles para que le encontrara un papel. Cualquier papel. Con la condición de que se le pague. Robert creció en Londres -su madre trabajaba en una agencia de modelos, su padre importaba coches de colección- no tenía trabajo desde hacía tres años. A los 19 años, interpretó a Cedric Diggory en la cuarta entrega de la saga Harry Potter, Harry Potter y el cáliz de fuego (2005) de Mike Newell. Después de eso, nada. La agente del actor había hecho su trabajo, o más bien uno de los productores de Twilight -la adaptación de una serie de libros de éxito de una novelista mormona, Stephenie Meyer, de la que nadie imaginaba que podía suscitar este entusiasmo-, había sido golpeado, viendo pasar una foto, por el rostro angular, como cortado a la sierra, de este joven actor, de repente perfecto para el papel, improbable, de un vampiro de una personalidad particular, capaz de frenar sus impulsos sexuales. "A decir verdad, recuerda Pattinson, yo no imaginaba nada con este papel. Buscaba un tentenpié, nada más."

(Nota del blog: Rob hizo varias películas entre Harry y Twilight están equivocados) 

El entusiasmo por las cinco películas de la saga - Twilight, capítulo I: Fascinación (2008); capítulo II: Tentación (2009); capítulo III: Vacilación (2010); capítulo IV: Revelación, primera parte (2011); capítulo IV: Revelación, segunda parte (2012) -, con más de tres mil millones de dólares en ingresos de cine en todo el mundo, el gusto y la fascinación del público por un romance casto - un vampiro que se enamora de una humana, pero que se ve incapaz de tocarla sin correr el riesgo de matarla - de repente había reconfigurado el universo del actor. A veces, viendo fotos de él en las películas de la saga, el pelo revuelto con cuidado, las cejas dibujadas, la tez pálida, los ojos modificados por lentes para darle esa mirada extraña, los labios cubiertos de una fina capa de rojo, Robert Pattinson se convenció de que el joven de la pantalla no era él. "Ya no me veía. Ese tipo no se parecía a mí."

(Nota del blog: Esos son los nombres de la saga Twilight en Francia)

Robert Pattinson apenas mira por la ventana. No sólo porque le asusta el mundo exterior, sino porque a sus ojos sólo importa su mundo interior. Normalmente se queda en su habitación, viendo películas o series de televisión. Consiguió ver cuatro temporadas de Game of thrones en setenta y dos horas, una performance que lo dejó perplejo. Si no, lee, Michel Houellebecq, como suele explicarlo cuando su interlocutor es francés. De lo contrario, de manera prosaica, el actor se refiere a las lecturas indicadas por los directores bajo cuya dirección trabaja.

En el set de Twilight, era posible verlo leyendo Molière entre dos tomas. Por la noche, miraba en bucle películas de Godard – Breathless era su película de cabecera, y Jean-Paul Belmondo, la estrella de la película, su ídolo. Durante el rodaje de la última Twilight, filmó Bel Ami, de Maupassant, y, sobre todo, Cosmopolis de David Cronenberg basada en la novela homónima de Don Delillo. El actor británico encarna a un multimillonario que se dirige a su peluquero el día de una visita presidencial a Nueva York. Mientras que en el mundo futurista, primero imaginado por Delillo y luego recreado y actualizado por Cronenberg, el capitalismo estaba llegando a su fin - el rodaje de la película se desarrollaba después de la crisis económica de 2008, en plena época del movimiento Occupy Wall Street - el joven multimillonario se convencía de que sería asesinado en el día, su imperio financiero se derrumbaría, y se hacía esencial para él nunca más salir de su vehículo para mirar el mundo desde su ventana. Para este actor cinéfilo, rodar con el director canadiense constituía un sueño. Incluso se preguntaba por qué el director de The Fly y de Dead Ringers se había interesado en él. "Apenas me habló, recuerda Pattinson. Sin embargo, quería hablar con él. No hacía, por ejemplo, ningún ensayo. Antes del rodaje, sin embargo, le hice una llamada para explicarle que quizás sería bueno que habláramos, al menos una vez. Pero no, sólo me aseguró que las cosas se harían por sí mismas. Sin embargo, recuerdo que aquella era una época realmente divertida. El movimiento Occupy Wall Street también había florecido en Los Ángeles. Había varios actores que planeaban participar, pero les dije que sería incómodo ir en un coche deportivo, lo que podría confundir el mensaje."

Cosmopolis fue presentada en competición en el Festival de Cannes en 2012. La histeria predominaba. "Hay que decir que la película presentaba una propuesta radical ya que toda la acción se desarrollaba a partir de un coche. Todo el mundo pensaba que al rodar una película así, buscaba ser creíble. No necesitaba eso. Es curioso, pasé parte del Festival de Cannes yendo de una limusina a otra. En el set de Cosmopolis, para estar en sintonía con mi personaje, pasaba todo el tiempo en mi coche. Tenía calor, sudaba, me aburría y al final me dormía. Alguien tenía que despertarme para recordarme que tenía que volver al trabajo. De hecho, la película se parecía a mí: un tipo atrapado en su limusina, separado del mundo exterior, no estaba nada lejos de mí."


Fue en su habitación donde Robert Pattinson concibió la continuación de su carrera, como espectador atento y obsesivo. Entre los actores de su generación, su filmografía es una de las más originales y convincentes: Cosmopolis y Maps to the Stars (2014) de David Cronenberg, The Lost City of Z (2017) de James Gray, The Rover (2014) y The King (2019) de David Michôd, Good Time (2017) de los hermanos Safdie, High Life (2018) de Claire Denis, Queen of the desert (2015) de Werner Herzog y, la más reciente, The Lighthouse (2019) de Robert Eggers, donde encarna a un guardián de faro amenazado por una presencia sobrenatural, donde casi nunca abre la boca. Sus opciones son siempre audaces, traducen un desdén por lo que se llama un plan de carrera, una fidelidad con los realizadores con los que colabora, con un coraje seguro para aceptar papeles secundarios a partir del momento en que un proyecto le interesa. "Sabes, los papeles secundarios me atraen especialmente. En Maps to the Stars o en The Lost City of Z, me dejaban en paz, por otra parte, era la ventaja de un rodaje en la selva, James Gray tenía otras cosas que hacer. Nadie esperaba nada de mí. Podía hacer preguntas al director, la película no descansaba sobre mis hombros. Era como si apenas existiera." Desde 2013, el actor es el rostro de L'Eau de Toilette Dior Homme, un papel de imagen que le encanta y que se parece, a sus ojos, al perfecto contrapunto a sus opciones de carrera parpadeantes. "Tengo una relación muy larga con Dior, es una experiencia formidable rodar estos anuncios con ellos. Siempre aprecié el contraste entre hacer películas audaces y este trabajo. La moda es muy diferente del cine, y sin embargo, ambos plantean un desafío igual de emocionante."

Robert Pattinson tiene una forma especial de hablar de sus películas. La cultura cinéfila del actor, así como la forma en que la utiliza para su carrera, aparece como una evidencia. Hay películas que le hicieron daño, de las que trata de deshacerse, y películas de las que ensalza sus virtudes curativas. Del rodaje de The Rover, un western futurista situado en el bush australiano, donde el actor interpreta a un simple de mente medio sordo decidido a seguir la pista de los tres hombres que le robaron su coche y el perro que se encontraba en su maletero, guarda un recuerdo que perdura, una película de valor terapéutico. Pattinson trabajaba en medio de la nada, la ciudad más cercana estaba a 300 kilómetros, vivía en un pueblo de 50 habitantes donde las temperaturas se acercaban a los 50 grados. Los canguros tenían tan poca costumbre de cruzarse con coches que se estrellaban contra sus parabrisas. "Era a la vez aterrador y peligroso, la mitad del equipo iba en un coche manchado de sangre". Robert Pattinson se encuentra en medio del desierto. Empieza a mear. Lo hace con mayor facilidad y alivio, ya que nadie vigila la escena. Por primera vez, puede ponerse cómodo con total libertad, en el más completo anonimato. Acá, en el monte australiano, a 900 kilómetros de Adelaida, al aire libre, redescubría la libertad. 

Después de recuperar su capacidad de movimiento, también tuvo que terminar con su aspecto físico. En 2015, durante sus largas noches de insomnio, viendo todo lo que pasaba frente a él, se topó con la cara de una chica de la que nunca había oído hablar, Arielle Holmes, en una película que conocía mucho menos, Heaven Knows de Benny y Josh Safdie. No había manera de ver la imagen de la película, sólo aparecía la foto de su actriz principal. El pelo liso, la mirada vacía, la cara demacrada, consecuencia de su adicción a la heroína - había golpeado a Pattinson. Este proceso de destrucción le interesaba en primer lugar. Quería que se le aplicara ese régimen y había escrito a los dos hermanos realizadores instalados en Nueva York para explicarles que aunque aún no había visto su película, se preparaba para actuar en su próximo largometraje. "Quiero desaparecer en mi próxima película, les dije, quiero que el espectador ya no me reconozca."

Los hermanos Safdie aún no tenían en mente Good Time y ya estaban trabajando en Uncut Gems, una película situada en el distrito diamantino de Manhattan donde su padre había sido empleado, pero, sorprendido por el entusiasmo del actor, decidieron cambiar sus prioridades. Para prepararse para su papel de pequeño héroe organizando, después de un robo fallido, la fuga de su hermano retrasado mental, Pattinson había estado en Queens, leyendo los libros aconsejados por los dos hermanos, El canto del verdugo de Norman Mailer, y En el vientre de la bestia de Jack Henry Abbott, otro clásico americano de la literatura carcelaria.

El actor también se esforzó por recuperar el acento neoyorquino de sus directores. Luego vino la etapa de su transformación física. Había perdido peso, teñido su cabello de rubio, perforado sus orejas para insertar diamantes falsos, y luego se había elegido un enorme abrigo dentro del cual parecía estrecho. "Ya no me veo como nada más que una mierda". Una mierda que podía caminar libremente por la calle sin ser abordado. "Es como tener una capa que me permite ser invisible. Y después los brillantes en las orejas fue algo realmente bueno." Con casi 34 años, Robert Pattinson nunca vio pasar el tiempo. Recuerda haber tenido 14 años. Luego hizo su carrera. Ciertamente, una de las carreras más singulares del cine contemporáneo. "Sólo que en mi cabeza todavía tengo 14 años."

Fuente | vía | Traducción allyouneedisrob

miércoles, 15 de abril de 2020

Video detrás de escena de Robert Pattinson en Good Time de los Hermanos Safdie


Josh Safdie compartió un video detrás de escena de Good Time en su cuenta de instagram.


sábado, 4 de abril de 2020

Robert Englund, el actor de Freddy Krueger sobre Robert Pattinson: "Ese tipo es... es simplemente un actor increíble".


En Collider le hicieron una entrevista al actor Robert Englund sobre el cine de horror y hablaron de Rob (empieza en minuto 55:35)

Traducción:

Periodista: Hablando de subtítulos, estuve mirando en tu twitter antes de esto para hacer un poco de investigación. Pareces ser un gran admirador de The Lighthouse, tenemos eso en común.

Robert EnglundTengo que decir que todo el mundo es maravilloso en ella, pero estaba en una buena racha de las actuaciones de Robert Pattinson, ya sabes, los dos chicos que hicieron Uncut Gems para el Oscar hicieron una película llamada Good Time con Robert Pattinson, que es una gran película y Robert Pattinson está genial en ella y está genial en The Lighthouse y después lo vi en algo más. Ese tipo es simplemente un actor increíble y nunca hubiera pensado en él como Bruce Wayne como Batman pero ahora lo espero por él y son tan fan que estoy ansioso por ver qué hace con ese hombre. Ya sabes, porque soy fan de Christian Bale, puede hacer cualquier cosa que quiera, es decir Ford vs Ferrari, cualquier cosa, soy fan de Christian Bale desde que era un niño, Empire of the Sun, es peligrosamente bueno. Pero ahora Robert Pattinson realmente me está volviendo loco y si miras The lighthouse con subtitulos en el antiguo dialecto de marineros y realmente lo hace divertido y oscuro y es mucho más, se convierte en un HP Lovecraft si no te gustan  de antes creo que The lighthouse es puro HP.

Fuente | Traducción allyouneedisrob

lunes, 30 de diciembre de 2019

Los hermanos Safdie hablan de Robert Pattinson y su papel en Batman: "No estoy sorprendido y creo que Rob será un gran Batman y un gran Caballero Oscuro"

Good Time de 2017 , que ganó críticas favorables y recibió elogios de Robert Pattinson por su actuación, atrajo la atención del dúo y aseguró que más personas estarían atentas a lo que viene después. 

(...) 



Durante la entrevista cuentan que intentaron de hace mucho tiempo hacer la película Uncut Gems con Adam Sandler, incluso en Cannes cuando fueron a presentar Good TIme no se pudieron conocer con él, pero gracias a las buenas críticas Sandler terminó viendo Good Time y en los Spirit Awards pudieron contarle del proyecto.

Ustedes, especialmente con esta y luego con Robert Pattinson, tienen esta tendencia a sacar lo mejor de las personas. Especialmente porque ustedes están hablando de ideas originales, ¿cómo fue trabajar con Pattinson en una de sus cosas más aclamadas y de repente ver, oh, él es Batman?

Josh Safdie: Fue salvaje ver a Matt Reeves, el director, publicar un gif de Good Time cuando anunciaron que Rob ganó el papel. Eso habla de los talentos de Rob. Él es tan devoto, trabaja duro, como Sandler. No estoy sorprendido y creo que Rob será un gran Batman y un gran Caballero Oscuro. Creo que está preparado para eso. Pero creo que, cuando nos gusta trabajar con personas, nos involucramos mucho con nuestros colaboradores, y es un proceso muy colaborativo donde los actores tienen mucha ingerencia. Estamos construyendo las biografías juntos. Estamos haciendo la investigación juntos. Estamos desarrollando el vestuario juntos. Creo que, de una manera extraña, es tan útil para nosotros como para los actores, estoy seguro, pero es increíble ver a Rob, fue increíble en The Lighthouse, y en la película de Claire Denis, High Life. Se merece todo lo que le viene. Acaba de terminar una película de [Christopher] Nolan.

Benny Safdie: Claramente estuvo en el camino para entender algo. No sabes lo que es.

Josh Safdie: Protagonizó este fenómeno masivo [Twilight]. Podría haber continuado y hecho eso por el resto de su vida, pero no quería hacerlo. Él quería algo más.

Fuente | Traducción allyouneedisrob

domingo, 22 de diciembre de 2019

Nueva entrevista traducida y Photoshoot de Robert Pattinson con THE OBSERVER MAGAZINE

 "Me siento un poco confundido" La desconcertante duda de Robert Pattinson.

"Realmente no se cómo actuar"

Robert Pattinson está a punto de aparecer en lo que podría ser su mejor película hasta el momento. Entonces, ¿por qué uno de los mejores actores de Gran Bretaña está tan convencido de que no puede actuar? Él habla con Alex Moshakis sobre la terrible duda en sí mismo, remedios para el miedo escénico y por qué no podía decir que no a un papel en The Lighthouse.




Fotografías por DANIELLE LEVITT




Traducción

¿Queres escuchar algo gracioso sobre Robert Pattinson? Está convencido de que no sabe cómo actuar. Willem Dafoe puede actuar, piensa Pattinson. Willem Dafoe puede actuar como nunca lo viste ante cualquiera en este negocio. Y Joaquin Phoenix. Joaquin Phoenix podría atar sus cordones en la película y ser nominado a un premio. Y Bruce Willis - ¡Bruce Willis! Es un protagonista. ¿Pero Robert Pattinson? No. "Solo sé interpretar escenas, como, de tres maneras' él dice. ¡Tres! Eso es todo. A pesar de más de una década en la industria. "Estoy nervioso, como en cada una de las películas". 

Pattinson, de 33 años, está sentado en una cabina en un restaurante con poca luz en Notting Hill, Londres. Es temprano en la noche y afuera está oscuro y frío. Llegó de los ensayos de The Batman, que se llevan a cabo, para su deleite, en el estudio en el que filmó Harry Potter a principios de década. The Batman es la primera vez que trabaja en un estudio desde "como desde, siempre" y su primer papel principal en el mainstream desde que retiró a su personaje más conocido, Edward Cullen de Twilight, el vampiro sexy. Eso fue en 2012. 

Tal vez ahora está cansado. O tal vez tuvo un mal día. Tal vez llegue al estudio todas las mañanas y no consiga la vibra de Batman. Quizás nunca consiga la vibra de Batman y la gente finalmente estará de acuerdo en que realmente no puede actuar, y su carrera llegará a su inevitable final. y el mundo entero se plegará sobre sí mismo. 

Cuáles son los pensamientos que Robert Pattinson tiene. "Soy un catastrofista", dice, riendo. Se ríe mucho y se lanza a eso: achica los ojos, tira la cabeza hacia atrás, revela la mandíbula cuadrada con la barba fina crecida y la parte inferior de la nariz ligeramente torcida, y suelta una risita ruidosa y sin tartamudear. "Siempre estoy pensando que el peor de los casos realmente va a suceder. Entonces, cuando sucede, pienso: '¡Gah! ¡OK! ¡Estoy preparado!" 

Otros actores sufren episodios de falsa modestia. Pero Pattinson está totalmente comprometido con el concepto de lo ordinario. Él no es "totémico", dice, como otros actores principales tradicionales. Y tiende a no trabajar duro en el período previo a la filmación, porque ¿qué pasa si de alguna manera inventa una muy buena actuación antes de una toma real y no puede reproducir la casualidad espontánea que la creó cuando las cámaras filman? "Si lo muestro en los ensayos", dice, "Está condenado al fracaso inmediatamente".

Es extraño escuchar todas estas preocupaciones y dudas sobre sí mismo, porque en los últimos seis o siete años, Pattinson estuvo haciendo películas con muy buenos directores de manera lenta y contundente. Trabajó con David Cronenberg en Cosmopolis y Claire Denis en High Life, Werner Herzog en Queen of the Desert y los Hermanos Safdie en Good Time. En The King de David Michod, esa especie de volver al contar el cuento Henriad de Shakespeare, que salió en Netflix a principios de este año, Pattinson interpreta a un príncipe francés tan brillante que se informó que sus coprotagonistas se pusieron a reír la primera vez que escucharon su acento. Este tipo de cosas emociona a Pattinson, porque al menos tuvo una reacción. "Si estoy haciendo una escena y veo que el otro actor espera que lo haga de la manera en que lo estoy haciendo, si puedo ver que no los sorprendí, me siento estúpido de inmediato". Dice. Timothee Chalamet interpreta al monarca titular de The King, pero lo que recordas son las escenas de Pattinson: cabello largo y rubio; acento tan grueso como un bloque de beurre. 

El próximo mes, Pattinson protagonizará The Lighthouse, el two-hander de Robert Eggers sobre los fareros que descienden a la locura en una isla remota y escarpada. Aparece junto a Willem Dafoe, el actor real, lo que fue estresante. "Tiene una tonelada de energía", dice Pattinson, "Y es intimidante". Antes de las escenas, Pattinson se golpeaba en la cara, daba vueltas para crear mareos, bebía barro de los charcos o se obligaba a vomitar. Él explica el proceso como necesario, un intento salvaje de maximizar la creatividad, porque, recuerden, él es tan malo en la actuación. "Debido a que realmente no sé cómo actuar, de alguna manera quise hacerlo realidad, y una de las formas en que siempre pensé que es un poco más fácil si sacudís tu estado físico justo antes de la acción. Terminas entrando en una escena con un diferente" -hace una pausa- "sentimiento".

De vez en cuando, Pattinson se atragantaba tanto que vomitaba. "Y olvidé que tenía un micrófono todo el tiempo, así que los productores y el director, antes de cada toma de la película, obtenían"... Se sienta en la cabina y emite un fuerte sonido de arcadas. 

Es como para desanimar a todos los demás. "¿Qué pensó su coprotagonista? "No lo sé, estaba demasiado absorto en mis náuseas".

En The Lighthouse, su personaje se vuelve lentamente más salvaje y más febril. Y así, mientras filmaba, Pattinson pensó que probablemente también debería hacerlo. "Me gusta hacer todo lo posible para no saber lo que está pasando. Estar completamente abrumado y desorientado. Sentir que realmente está sucediendo: '¿Funcionó? ¡Lo hizo! Para cualquiera que esté viendo, si no es el actor mismo, Pattinson emerge como Dafoe en pantalla equitativamente (Dafoe, notando la falta de confianza de Pattinson, dijo recientemente: "¿Cómo trato con este encantador autodesprecio?") Se dice que el papel de The Lighthouse podría darle a Pattinson una nominación al Premio de la Academia. Tal vez una oportunidad para un Bafta.

"Estoy un poco sorprendido por cómo fue recibida", dice. Está bebiendo una cerveza ahora, mojando el pan. "Me encanta la película. Creo que es genial. Pero nunca lo hubiera pensado". Nunca pensó que la gente realmente la vería, una pequeña película independiente que filmó en 2018, y mucho menos que la amarían, que fue la respuesta casi universal. "Se convirtió en algo mejor que casi cualquier cosa que haya hecho en años, y es la película más random. Sabiendo que hay hambre de cosas que son muy, muy extrañas, ¡eso es genial! ¡Eso es lo que me gusta hacer!"

El consenso general es que Pattinson recurrió a películas independientes para escapar del interminable resplandor de las celebridades. Twilight lo convirtió en una mega estrella, y el mega estrellato resultó ser un estado en el que hubiera preferido nunca haber nacido, muchas gracias. Los fanáticos esperaban que pudiera disfrutar de ser el centro de atención, emerger como el actor principal en el que estaba destinado a convertirse. Pero Pattinson no tenía ganas de jugar a eso. Así que inventamos que había elegido activamente la vida tranquila. Que se había vuelto contra Hollywood. Que no podía soportar el calor. Que estaba tratando de escapar.

En un momento, durante los años de vampiro, escapar requirió estrategias físicas reales. Por ejemplo, a veces entraba a un restaurante con amigos, les pedía que intercambiaran ropa a la mitad de una comida y se escapaba mientras los fotógrafos esperaban a que el guapo actor saliera del lugar con el mismo atuendo en el que entró. Pero aparecer en el cine art house fue una estrategia de escape completamente diferente: una oportunidad para seguir trabajando mientras simultáneamente se mezclaba con el fondo. Protagonizó películas que muy pocas personas pagaban por ver en la pantalla grande, pensó el mundo, porque una parte de él ansiaba desaparecer. Ya no necesitaba el dinero; presumiblemente Twilight lo había hecho varias veces rico. ¿Entonces por qué no?

Pero "¡No!" dice Pattinson. Él sacude su cabeza. No. No. No. No. No. Esto no fue sobre escapar. Y no estuvo tratando de desafiar nuestras expectativas. No estratégicamente, de todos modos. Simplemente no le ofrecieron los papeles. "¡Nunca surgió nada para una gran película!" Hizo una audición para Scorsese, y una vez para los hermanos Coen, "Pero el mundo entero audicionó para esos papeles", dice. "Creo que había una parte de mí que estaba un poco inquieta sobre hacer, algo como, una serie de larga duración", una "saga". Pero realmente tampoco había una decisión consciente para evitar una. Todo lo que quería era trabajar con los directores que admiraba, hacer las películas que quería hacer. "No había, como, un plan a largo plazo".

Y todo esto que se hablaba de que estaba aterrorizado por la fama... Nunca fue para tanto. Durante un tiempo, Pattinson fue una de las personas más conocidas del planeta: "R-Patz", el hermoso Edward, novio y luego no novio de Kristen Stewart. ¡Él realmente pensó que era genial! "Creo que lo de la fama es lo más aburrido"; dice. "No hay nada que decir. Piensa literalmente en lo que imaginas que es la fama por un segundo. Es así. La gente reconoce tu cara. Eso es todo". En el restaurante, nadie le presta mucha atención. Nadie lo mira. Nadie señala y se ríe. Ahora todo es diferente, dice, pero realmente no le molestaría si no fuera así. "Cuando era más joven, cuando estaba un poco más inseguro, seguía pensando que la gente se decepcionaba cuando me conocían". ¿Y ahora? "Ahora no me importa una mierda".

Pattinson se siente atraído por personajes complejos, a menudo extraños. El príncipe francés "camp". El estafador de Nueva York que se da a la fuga. El astronauta criminal con una bebé. Él interpreta a hombres llamados Dauphin (The King), o Connie Nikas (Good Time), o Ephraim Winslow (The Lighthouse). Raramente interpreta personajes llamados "Ben" o "Ryan" o "Joe". Edward es tan aburrido como puede, e incluso entonces el personaje es un inmortal telepático.

"No estoy completamente seguro de cómo actuar, como una persona normal", dice. "No creo que sea bueno en lo sutil". Le gusta interpretar personajes que son lo opuesto a su verdadero yo, lo que, dice, es totalmente normal y directo y discreto. "Me gustan los personajes que, cuando se les plantea una situación, su proceso de toma de decisiones es incomprensible" él se ríe. "Me resulta fascinante cuando la gente toma malas decisiones. El humor y el desconcierto".

Son las versiones de Pattinson las que son más divertidas de ver de alguna manera. El desconcierto viene de adentro. "Creo que veo el mundo muchas veces y no sé qué está pasando", dice. "Como que, estoy un poco disociado. No, eso suena negativo. Más bien desconcertado". Se ríe de nuevo. "No recuerdo de qué libro es, pero esta parte siempre me quedó grabada, algo que pensé que podría usar como una buena descripción de mí mismo: hay, como, un perro en un ascensor, y cada vez que las puertas se abren hay un mundo completamente nuevo, y simplemente no puede entender qué está pasando. Eso es, algo así como, todos los días para mí".

Pattinson creció en Barnes, al sur de Londres. Era frondoso y tranquilo. "Una infancia muy, muy bonita", dice. En su adolescencia pasó por una fase de skate, pero nunca pudo interpretar el papel. Luego pasó por una fase de músico.

Nunca quiso ser actor, pero quería ser músico. Hubo un tiempo, antes de que fuera elegido en Harty Potter y cuando aún era muy joven, que tocaba en las noches de micrófono abierto en el Soho de Londres todos los lunes, presumiblemente esperando un break.

"En muchos sentidos, no evolucioné en los últimos 15 años", dice. "Este sigue siendo mi estilo de ropa", señala la camiseta de skate que lleva puesta, "Y este sigue siendo mi gusto musical. Me gusta el hip-hop entre 1997 y 2002. Y Van Morrison. Y Jeff Buckley. Todas personas que encontré a los 14".

Era un "colgado" cuando era niño, dice. Y lo es aún ahora. "Pero luego tengo períodos de extrema ambición, de estar muy, muy motivado". Explica que su gran don no es actuar, sino ser excelente para elegir a las personas adecuadas para trabajar, personas que pueden mejorarlo.

"Creo que tengo buen gusto en las películas", dice. "Puedo ver, en una reunión muy corta, si un director va a hacer algo bueno". Antes de trabajar con los hermanos Safdie en Good Time, vio una sola imagen fija de una de sus películas, se convenció de que deberían colaborar, y se alegró mucho cuando acordaron hacerlo. Y cuando recibió la llamada para decirle que había conseguido el trabajo con la directora de High Life, Claire Denis, una directora a la que había admirado durante mucho tiempo, apenas podía "ponerse de pie". "Me senté en una vereda, cerca de acá." Él asiente con la cabeza hacia la ventana. "¡Y yo estaba tan arriba! No hay nada mejor para los actores que conseguir el trabajo que deseas. Especialmente cuando son difíciles de conseguir". Él golpea la mesa. "¡No hay nada que se sienta mejor que lograrlo!"

The Batman es un logro, dice. Pattinson dijo que sí al papel porque "sentí una conexión con el, no sé por qué" Pero también a causa de que,"realmente lo quería". El papel tiene un "poder", y es por eso que "todos se sienten atraídos hacia él es una cosa no identificable". Pero basta de preguntas. Ahora solo quiere seguir haciendo la película. "Ya recuerdo cómo es hablar de una película donde hay expectativas. ¡Cada vez que decís algo, la gente dice: ¡Argh! ¡Sos un idiota! Y yo estoy como, amigo, ¡ni siquiera empecé todavía! "

Señalo que es mucho para estar a la altura. "Pero no hay un crítico más duro de mí mismo que yo, así que no necesito preocuparme por nadie más". ¿Y qué hará si todos sus peores escenarios se desarrollan? ¿Si nunca consigue la vibra de Batman? Piensa por un minuto, luego tira la cabeza hacia atrás y da una gran risita. "Porno", dice."Pero porno art house". 

Traducción allyouneedisrob | Scans Gracias a @Korita05

*Outtake en mala calidad del 28 de enero*



lunes, 2 de diciembre de 2019

Las 100 mejores películas de la década según The Playlist incluye Good Time, High Life y The Lighthouse de Robert Pattinson

87. “The Lighthouse” (2019) 



El cuento folklórico riguroso e inquietante de Robert Eggers "The Lighthouse" fue catalogado como un clásico de terror fascinante a su llegada. Y, sin embargo, es "The Lighthouse", la muy esperada segunda película de Eggers, la que se convirtió en la verdadera obra maestra, una comedia negra desquiciada sobre la fiebre de cabina y dos fareros que vienen a despreciarse tanto que parece que el asesinato, o un ligero picotazo en los labios es el único aplazamiento,  en la medida en que hace que "The Witch", que ya es estupenda, se sienta como un pre calentamiento. Hay muchas maneras de leer "The Lighthouse": es una película monocromática, una parábola sobre la inutilidad de intentar apaciguar a una figura de Dios, una oportunidad para que Willem Dafoe diga las palabras “Hot Promethean Plunder,” y un juego infernalmente divertido, un vistazo a lo que es tener un compañero de piso desconsiderado y flatulento, entre otras cosas (como una actuación de primer nivel de Robert Pattinson). Sin embargo, más que nada, "The Lighthouse" es solo un hilo tormentoso, estruendoso y de primera clase: del tipo que normalmente escuchas susurrar en una fogata ardiente, y uno que nos pone aturdidos por cualquier cosa que toque Robert Eggers. - NL

*****

46. “Good Time” (2017)


Posiblemente los principales cineastas neorrealistas de su tiempo, los herederos de las calles malas de Scorsese, los hermanos Josh y Benny Safdie transforman la calamidad, el ajetreo y la miseria en una poesía visual fascinante. Los Safdies hicieron algunas películas fantásticas hasta ahora (vea la escandalosamente buena "Uncut gems" de la que todavía no tenemos la misma distancia), pero nada que se entrometa con la intensidad enroscada y molesta de "Good Time", humorística película de hombre en fuga que induce a un latigazo cervical. La película está protagonizada por un hipnotizador e irreconocible Robert Pattinson como el ladrón nacido en Queens, Connie Nikas: un hombre que es más inteligente de lo que parece y también demasiado estúpido para saber cuándo dejar de fumar. Las virtudes de "Good Time" son inexpugnables: la cinematografía demasiado cercana para la comodidad de Sean Price Williams, el giro estelar de Buddy Duress como un ex convicto que trata con ácido, el palpitante y sudoroso Oneohtrix Point Never, y el emocionalmente destrozo demoledor, entre otras cosas. Lo que hace que la mejor película de los Safdie hasta la fecha sea un trabajo tan duradero es su infalible presciencia. Es una película que trata ágilmente temas sociales delicados pero oportunos (perfil racial, infraestructura penitenciaria), al tiempo que entrelaza esos conceptos con emociones de película de género brutal y con toda su fuerza.

*****

31. “High Life” (2019)


El costo agonizante de ocupar un cuerpo humano es uno de los temas centrales de la odisea de ciencia ficción temáticamente retorcida, existencialmente desconcertante y totalmente inclasificable de Claire Denis "High Life", que está más preocupada por las secreciones corporales que una película de Farrelly Brothers. Denis es, entre otras cosas, un poeta de la perversidad, y "High Life" se casa con la triste tristeza de "Trouble Every Day" con la poesía visual no lineal de su gran "Beau Travail" mientras logra sentirse como nada más en su filmografía. . "High Life" es la historia de un grupo de convictos que han sido exiliados de la tierra y obligados a vivir en una nave espacial flotante que se precipita hacia un vasto abismo interestelar. Sin embargo, en su esencia, la película más feroz de Denis hasta la fecha es una parábola similar a un himno sobre la capacidad inherente de los humanos al salvajismo, y cómo trascender ese salvajismo es lo que nos hace más que simples animales sintientes. Robert Pattinson comanda el conjunto central con uno de sus giros más reticentes hasta la fecha, pero la regular de Denis, Juliette Binoche, también es digna de mención como una doctora cachonda y demoníaca que trata a sus pacientes humanos como animales de granja sexualizados.

sábado, 23 de noviembre de 2019

Los hermanos Safdie #GoodTime hablando de Robert Pattinson como Batman en entrevista

"Con Rob y la experiencia de hacer Good Time con él, fue genial para todos nosotros. Ahora está haciendo Batman. Vi que el director de #TheBatman tuiteó un gif de Rob en Good Time cuando lo anunciaron".

viernes, 17 de mayo de 2019

Algunas nuevas/viejas fotos que salieron de Rob

Robert promocionando Twilight en México en 2008, puede que sea en los 40 principales.



Rob fotografiado por Trevor Godinho en el TIFF 9 de septiembre de 2018


Premiere de Breaking Dawn 2 en Sidney en 2012



Jay L. Clendenin para Los Angeles Times! (Noviembre de 2017) haciendo promo para Good Time






Fanpic sin muchos datos, sólo que fue en 2012 en Virginia



11 DE JULIO DE 2008




Recopilado por allyouneedisrob