Mostrando entradas con la etiqueta Cosmopolis. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Cosmopolis. Mostrar todas las entradas

martes, 21 de julio de 2020

Entrevista traducida Robert Pattinson en Numero Magazine Francia: "Con Twilight no imaginaba nada, era sólo un tentenpié"

En marzo ya habíamos visto esta entrevista en Numero Magazine Francia pero en forma de Scans clic acá

Ahora que la subieron a su web les traemos la traducción, recuerden que forma parte de la prensa que se hizo por Dior Homme.

Robert Pattinson: "Con Twilight no imaginaba nada, era sólo un tentenpié"

CINE 

Llevado por una exigencia constante en la elección de los realizadores con los que colabora, Robert Pattinson optó por situarse en la línea de los grandes actores, los que, guiados por su pasión por el cine, son capaces a la fuerza de su voluntad de forjarse una gran carrera. A los 33 años, la cara del nuevo Eau de toilette Dior Homme no deja de sorprendernos. 


A finales de los años 2000, el desafío para Robert Pattinson era encontrar un hogar, un lugar donde dormir. Fue antes del éxito de la saga Twilight, cuando el joven tenía sólo unos 20 años, había mandado a su agente a Los Ángeles para que le encontrara un papel. Cualquier papel. Con la condición de que se le pague. Robert creció en Londres -su madre trabajaba en una agencia de modelos, su padre importaba coches de colección- no tenía trabajo desde hacía tres años. A los 19 años, interpretó a Cedric Diggory en la cuarta entrega de la saga Harry Potter, Harry Potter y el cáliz de fuego (2005) de Mike Newell. Después de eso, nada. La agente del actor había hecho su trabajo, o más bien uno de los productores de Twilight -la adaptación de una serie de libros de éxito de una novelista mormona, Stephenie Meyer, de la que nadie imaginaba que podía suscitar este entusiasmo-, había sido golpeado, viendo pasar una foto, por el rostro angular, como cortado a la sierra, de este joven actor, de repente perfecto para el papel, improbable, de un vampiro de una personalidad particular, capaz de frenar sus impulsos sexuales. "A decir verdad, recuerda Pattinson, yo no imaginaba nada con este papel. Buscaba un tentenpié, nada más."

(Nota del blog: Rob hizo varias películas entre Harry y Twilight están equivocados) 

El entusiasmo por las cinco películas de la saga - Twilight, capítulo I: Fascinación (2008); capítulo II: Tentación (2009); capítulo III: Vacilación (2010); capítulo IV: Revelación, primera parte (2011); capítulo IV: Revelación, segunda parte (2012) -, con más de tres mil millones de dólares en ingresos de cine en todo el mundo, el gusto y la fascinación del público por un romance casto - un vampiro que se enamora de una humana, pero que se ve incapaz de tocarla sin correr el riesgo de matarla - de repente había reconfigurado el universo del actor. A veces, viendo fotos de él en las películas de la saga, el pelo revuelto con cuidado, las cejas dibujadas, la tez pálida, los ojos modificados por lentes para darle esa mirada extraña, los labios cubiertos de una fina capa de rojo, Robert Pattinson se convenció de que el joven de la pantalla no era él. "Ya no me veía. Ese tipo no se parecía a mí."

(Nota del blog: Esos son los nombres de la saga Twilight en Francia)

Robert Pattinson apenas mira por la ventana. No sólo porque le asusta el mundo exterior, sino porque a sus ojos sólo importa su mundo interior. Normalmente se queda en su habitación, viendo películas o series de televisión. Consiguió ver cuatro temporadas de Game of thrones en setenta y dos horas, una performance que lo dejó perplejo. Si no, lee, Michel Houellebecq, como suele explicarlo cuando su interlocutor es francés. De lo contrario, de manera prosaica, el actor se refiere a las lecturas indicadas por los directores bajo cuya dirección trabaja.

En el set de Twilight, era posible verlo leyendo Molière entre dos tomas. Por la noche, miraba en bucle películas de Godard – Breathless era su película de cabecera, y Jean-Paul Belmondo, la estrella de la película, su ídolo. Durante el rodaje de la última Twilight, filmó Bel Ami, de Maupassant, y, sobre todo, Cosmopolis de David Cronenberg basada en la novela homónima de Don Delillo. El actor británico encarna a un multimillonario que se dirige a su peluquero el día de una visita presidencial a Nueva York. Mientras que en el mundo futurista, primero imaginado por Delillo y luego recreado y actualizado por Cronenberg, el capitalismo estaba llegando a su fin - el rodaje de la película se desarrollaba después de la crisis económica de 2008, en plena época del movimiento Occupy Wall Street - el joven multimillonario se convencía de que sería asesinado en el día, su imperio financiero se derrumbaría, y se hacía esencial para él nunca más salir de su vehículo para mirar el mundo desde su ventana. Para este actor cinéfilo, rodar con el director canadiense constituía un sueño. Incluso se preguntaba por qué el director de The Fly y de Dead Ringers se había interesado en él. "Apenas me habló, recuerda Pattinson. Sin embargo, quería hablar con él. No hacía, por ejemplo, ningún ensayo. Antes del rodaje, sin embargo, le hice una llamada para explicarle que quizás sería bueno que habláramos, al menos una vez. Pero no, sólo me aseguró que las cosas se harían por sí mismas. Sin embargo, recuerdo que aquella era una época realmente divertida. El movimiento Occupy Wall Street también había florecido en Los Ángeles. Había varios actores que planeaban participar, pero les dije que sería incómodo ir en un coche deportivo, lo que podría confundir el mensaje."

Cosmopolis fue presentada en competición en el Festival de Cannes en 2012. La histeria predominaba. "Hay que decir que la película presentaba una propuesta radical ya que toda la acción se desarrollaba a partir de un coche. Todo el mundo pensaba que al rodar una película así, buscaba ser creíble. No necesitaba eso. Es curioso, pasé parte del Festival de Cannes yendo de una limusina a otra. En el set de Cosmopolis, para estar en sintonía con mi personaje, pasaba todo el tiempo en mi coche. Tenía calor, sudaba, me aburría y al final me dormía. Alguien tenía que despertarme para recordarme que tenía que volver al trabajo. De hecho, la película se parecía a mí: un tipo atrapado en su limusina, separado del mundo exterior, no estaba nada lejos de mí."


Fue en su habitación donde Robert Pattinson concibió la continuación de su carrera, como espectador atento y obsesivo. Entre los actores de su generación, su filmografía es una de las más originales y convincentes: Cosmopolis y Maps to the Stars (2014) de David Cronenberg, The Lost City of Z (2017) de James Gray, The Rover (2014) y The King (2019) de David Michôd, Good Time (2017) de los hermanos Safdie, High Life (2018) de Claire Denis, Queen of the desert (2015) de Werner Herzog y, la más reciente, The Lighthouse (2019) de Robert Eggers, donde encarna a un guardián de faro amenazado por una presencia sobrenatural, donde casi nunca abre la boca. Sus opciones son siempre audaces, traducen un desdén por lo que se llama un plan de carrera, una fidelidad con los realizadores con los que colabora, con un coraje seguro para aceptar papeles secundarios a partir del momento en que un proyecto le interesa. "Sabes, los papeles secundarios me atraen especialmente. En Maps to the Stars o en The Lost City of Z, me dejaban en paz, por otra parte, era la ventaja de un rodaje en la selva, James Gray tenía otras cosas que hacer. Nadie esperaba nada de mí. Podía hacer preguntas al director, la película no descansaba sobre mis hombros. Era como si apenas existiera." Desde 2013, el actor es el rostro de L'Eau de Toilette Dior Homme, un papel de imagen que le encanta y que se parece, a sus ojos, al perfecto contrapunto a sus opciones de carrera parpadeantes. "Tengo una relación muy larga con Dior, es una experiencia formidable rodar estos anuncios con ellos. Siempre aprecié el contraste entre hacer películas audaces y este trabajo. La moda es muy diferente del cine, y sin embargo, ambos plantean un desafío igual de emocionante."

Robert Pattinson tiene una forma especial de hablar de sus películas. La cultura cinéfila del actor, así como la forma en que la utiliza para su carrera, aparece como una evidencia. Hay películas que le hicieron daño, de las que trata de deshacerse, y películas de las que ensalza sus virtudes curativas. Del rodaje de The Rover, un western futurista situado en el bush australiano, donde el actor interpreta a un simple de mente medio sordo decidido a seguir la pista de los tres hombres que le robaron su coche y el perro que se encontraba en su maletero, guarda un recuerdo que perdura, una película de valor terapéutico. Pattinson trabajaba en medio de la nada, la ciudad más cercana estaba a 300 kilómetros, vivía en un pueblo de 50 habitantes donde las temperaturas se acercaban a los 50 grados. Los canguros tenían tan poca costumbre de cruzarse con coches que se estrellaban contra sus parabrisas. "Era a la vez aterrador y peligroso, la mitad del equipo iba en un coche manchado de sangre". Robert Pattinson se encuentra en medio del desierto. Empieza a mear. Lo hace con mayor facilidad y alivio, ya que nadie vigila la escena. Por primera vez, puede ponerse cómodo con total libertad, en el más completo anonimato. Acá, en el monte australiano, a 900 kilómetros de Adelaida, al aire libre, redescubría la libertad. 

Después de recuperar su capacidad de movimiento, también tuvo que terminar con su aspecto físico. En 2015, durante sus largas noches de insomnio, viendo todo lo que pasaba frente a él, se topó con la cara de una chica de la que nunca había oído hablar, Arielle Holmes, en una película que conocía mucho menos, Heaven Knows de Benny y Josh Safdie. No había manera de ver la imagen de la película, sólo aparecía la foto de su actriz principal. El pelo liso, la mirada vacía, la cara demacrada, consecuencia de su adicción a la heroína - había golpeado a Pattinson. Este proceso de destrucción le interesaba en primer lugar. Quería que se le aplicara ese régimen y había escrito a los dos hermanos realizadores instalados en Nueva York para explicarles que aunque aún no había visto su película, se preparaba para actuar en su próximo largometraje. "Quiero desaparecer en mi próxima película, les dije, quiero que el espectador ya no me reconozca."

Los hermanos Safdie aún no tenían en mente Good Time y ya estaban trabajando en Uncut Gems, una película situada en el distrito diamantino de Manhattan donde su padre había sido empleado, pero, sorprendido por el entusiasmo del actor, decidieron cambiar sus prioridades. Para prepararse para su papel de pequeño héroe organizando, después de un robo fallido, la fuga de su hermano retrasado mental, Pattinson había estado en Queens, leyendo los libros aconsejados por los dos hermanos, El canto del verdugo de Norman Mailer, y En el vientre de la bestia de Jack Henry Abbott, otro clásico americano de la literatura carcelaria.

El actor también se esforzó por recuperar el acento neoyorquino de sus directores. Luego vino la etapa de su transformación física. Había perdido peso, teñido su cabello de rubio, perforado sus orejas para insertar diamantes falsos, y luego se había elegido un enorme abrigo dentro del cual parecía estrecho. "Ya no me veo como nada más que una mierda". Una mierda que podía caminar libremente por la calle sin ser abordado. "Es como tener una capa que me permite ser invisible. Y después los brillantes en las orejas fue algo realmente bueno." Con casi 34 años, Robert Pattinson nunca vio pasar el tiempo. Recuerda haber tenido 14 años. Luego hizo su carrera. Ciertamente, una de las carreras más singulares del cine contemporáneo. "Sólo que en mi cabeza todavía tengo 14 años."

Fuente | vía | Traducción allyouneedisrob

jueves, 11 de junio de 2020

Falleció la diseñadora de vestuario de Cosmopolis y Maps to the Stars, Denise Cronenberg, y recordamos sus notas hablando de Robert Pattinson


Hoy leí la noticia de que Denise Cronenberg falleció el 22 de mayo a los 81 años, mis condolencias a su familia. Para recordarla algunas de sus declaraciones sobre Rob.

***
Oh, es precioso! Él es un buen chico, es dulce. Es inteligente y elegante, ha sido muy valiente para asumir algo como esto porque creo que era bastante reacio al principio. Pero David es maravilloso con los actores y él es padre de tres hijos y sabe. Él y Robert tenían una relación maravillosa. Es una película inusual de hacer, muy poco común. Robert, habló entonces con Gucci y nos dieron los trajes! Está vestido de pies a cabeza de Gucci desde su corbata hasta los calcetines! No teníamos dinero, me gusta mucho, no había dinero por lo que nunca podríamos haberlo hecho sin ellos.

***
Oh, Rob? Pobre chico, tuvo que quedarse en su remolque durante todo el tiempo. Eso no es lo que yo llamo divertirse. Pero es un sueño trabajar con él. Es un chico genial.

***
"El traje, la camisa blanca y la corbata negra delgada, los zapatos y el cinturón (todo de Gucci) ayudaron a Rob a convertirse en Eric. Una vez que Rob se puso la ropa, yo podía sentir el personaje, y mirándolo completamente vestido en el montaje, sabía que había hecho la elección correcta. Y no está de más decir que él luce los trajes maravillosamente".

***
"Siempre dejo espacio para que el actor pueda decidir hasta que punto desabrochar su camisa, o como se siente con o sin corbata, con saco o sin saco — lo que sea que lo ayude a interpretar la escena. Nosotros (David, Rob, y yo) decidimos que Eric nunca debería estar demasiado desastroso".

***
"Rob llevó uno de sus trajes a casa (teníamos siete de ellos), pero yo le pregunté si le gustaría uno. Él tiene un montón de trajes personalizados así que él realmente no necesita ninguno más".

***
"No es difícil vestir a Rob y hacerlo ver estupendo. Él luce los trajes tan bien, y Gucci le sienta genial. Mi consejo es que siga haciendo exactamente lo que está haciendo —vestirse con Gucci. No podes ir mal".

***
"El look de Rob fuera de la cámara es muy relajado, y es su gusto personal. Hay también un elemento para tratar de esconderse, con algo como una gorra de baseball, pero realmente, es algo cómodo. Eso es lo que él es".

***

"Ellos tenían una costura a ambos lados, algo que fue muy popular en los años 70. A Rob no les gustaron, y a mi tampoco. Y tuve la sensación de que él acabaría en tan sólo una camisa para el final de la película. No queríamos destrozar el traje porque tenían que combinar juntos a pesar de que está cayendo a pedazos en el interior. Así que me mandaron otras camisetas, los que él había usado antes y me gustó."

***

Entrevista completa acá acá acá y acá | vía allyouneedisrob

jueves, 19 de diciembre de 2019

Entrevista traducida Robert Pattinson con Paris Match - "Sigo pensando que no soy gran cosa sin la mirada que estos directores hacen"

Todo vestido de negro, gorra atornillada a la cabeza, Robert Pattinson sería casi un treintañero como los otros. Pero tené cuidado con el agua que duerme. Y olvidate de "Twilight" que lo convirtió en un falso ídolo. Nos reunimos en Londres para evocar su brillante papel como un farero subordinado a su mayor en "The Lighthouse", fantástico en la cámara, venenoso y sexual, otro ejemplo de su cambio al cine de autor. De la soledad de su personaje a la de joven estrella adorado demasiado pronto, sólo hay un paso. Estamos ignorando la molesta presión de quienes lo rodean para querer controlar esta conversación. No hay necesidad de hablar de trapos sucios o de su vida privada, Robert Pattinson tiene el cine en su cuerpo.

"The Lighthouse" es una película muy especial, trata con el aislamiento y la confrontación de una manera casi alucinante. ¿Cómo reaccionas cuando lees un guión así?

Antes de leerlo, estaba emocionado porque había estado siguiendo el trabajo de Robert Eggers durante algún tiempo, especialmente después del lanzamiento de "The Witch" que realmente me había impresionado. Luego se acercó a mí con una idea para una remake de "Nosferatu", pero no sucedió. Cuando leí el guión de "The Lighthouse", estaba preocupado, desestabilizado pero muy interesado. Incluso hoy en día, me cuesta hablar de la película, para entenderla realmente. Hay tantas pistas, sensaciones, interpretaciones. Todo el mundo siente la película de una manera muy diferente. Por mi parte, fue su extraño universo lo que me atrajo. Esta minucioso retrato de finales del siglo XIX, este dúo en forma de duelo, esta atmósfera sórvida, pero al mismo tiempo este lado muy académico.

Lo académico no es necesariamente lo que pensas cuando ves la película...

Pero en su estructura narrativa, si! Todos estos monólogos y diálogos escritos en un lenguaje muy rico, en pantalla, esta confrontación entre dos hombres hasta el punto del no retorno. La locura de la película se esconde detrás de este formalismo, eso es lo que la hace interesante. Locura pero también el humor, la sexualidad, la vulnerabilidad. Son raras estas películas con tantos niveles de lectura tan diferentes... Entendí que no debíamos tratar de entenderlo todo.

Tu personaje, un joven farero que se enfrentará a su mayor antes de hundirse en la locura, también es muy misterioso. ¿Cómo te lo presentó Eggers?

No me explicó nada. [Se ríe.] No hablamos mucho del personaje. Sentí que sabía adónde iba.
Me pidió que encontrara mis propias respuestas a los interrogantes del guión. Así que me dejé llevar por lo que había leído, quería estos diálogos ricos. Y entonces, si hay una cosa que me fui dando cuenta en los últimos años cuando estoy filmando, es que es bueno que un actor no deba esperar todo de su director. Eso es de holgazan. Yo ya había interpretado en los últimos años personajes dominados y débiles, con David Cronenberg o David Michôd ["The Rover"]. Así que lo aproveché. Un poco como Dustin Hoffman en "Macadam Cowboy". ¿Sabes a qué me refiero?

Entonces, ¿qué sacaste de esto?

Es un hombre inestable que no soporta la culpa. Y eso necesita ser reforzado en sus certezas. Todo lo contrario de lo que yo soy en la vida. No me importa lo que piensen los demás en general.


La película también lidia con el aislamiento.  Es un sentimiento que conoces, ya que te convertiste en un ídolo muy joven con "Twilight"... ¿La fama no conduce tan rápido a esta forma de soledad?

[Está pensando.] Puede que lo haya sentido hace unos años, pero, la edad ayuda, se ha ido. Al final de "Twilight", tuve este período en el que estaba absolutamente buscando volver a mi antigua vida, para liberarme de lo que me estaba pasando. Entonces te das cuenta rápidamente de que esto ya no será posible. Así que pasé por este período de luto por cómo era mi vida antes de "Twilight". Y logré aceptarlo. Porque hoy me hago esta pregunta esencial: ¿Habrías tenido la oportunidad de trabajar con todos los grandes directores a los que te acercaste si no hubiera sido por "Twilight"? ¡Ciertamente no! Habría ido a la universidad, y realmente no sé qué habría sido de mí.

Tu conversión de las películas convencionales al cine de autor fue radical. Pasaste de "Harry Potter" y "Twilight" a David Cronenberg y James Gray. ¿Tuviste ese deseo desde el principio? Lo estabas esperando, ¿lo provocaste?

De verdad que no. Nunca podría haber pensado que este camino podría algún día abrirse a mí. No tenía planes después de la última "Twilight", ni siquiera sabía qué más me podían ofrecer. Con "Cosmopolis", David Cronenberg literalmente cambió mi vida. Solía devorar películas de auteur cuando era adolescente, pero nunca pensé que sería capaz de hacerlas. Jamás... hoy no se puede saber cómo disfruto el placer de sambullirme en mundos tan ricos y diferentes... ¡Me encanta!

El Festival de Cannes es casi un marcador de tu carrera. Apareciste por primera vez como un ídolo adolescente en medio de "Twilight". Y años más tarde estuviste en competencia con David Cronenberg. Luego este año volviste en la Quincena de los Directores con The Lighthouse. Simbólico, ¿no?

Tenes razón. Recuerdo la frustración que sentí cuando vine a hacer entrevistas para "Twilight". Me sentía casi alienado de todo lo que estaba pasando. Con "Cosmopolis" finalmente pude entender lo que era. ¡El honor de estar en competencia, el miedo también! Y en ese momento, pensé: tengo que estar ahí. Cuando era mas jóven, vi todas las películas que habían pasado por Cannes porque se trata de cine. Como los Oscar.

¿Sos un cinéfilo?

Hice mi cultura cinematográfica yendo al cine y viendo DVDs. Solía comprarlos en lotes, me dejaba llevar por los posters de las películas. Y vi muchas películas de autor.

¿Fue ahí cuándo descubriste el cine francés que te empujará unos años más tarde a filmar con nuestra Claire Denis?

Seamos claros: ¡mi último sueño sería hacer sólo películas francesas! Todavía recuerdo el día que mi agente me llamó porque Denis quería ofrecerme un papel en "High Life". Estaba temblando, sin palabras. Fue una experiencia fabulosa, y tenemos un nuevo proyecto junto con Claire. Pero podría nombrar muchos más. Filmar con Godard y poder trabajar algún día con Maiwenn. Una de mis películas favoritas es “Mon roi". [Trata de pronunciar el título de la película en francés.] 

Deberías ver "Polisse" también...

La vi, pero prefiero “Mon roi" [Se ríe.]

Estás a punto de aparecer en dos películas muy esperadas,“Tenet", de Christopher Nolan, en 2020 y "The Batman" de Matt Reeves al año siguiente. Una especie de regreso al gran espectáculo pero con autores... ¿Qué te impulsa hoy en tu profesión de actor?

A veces me digo a mí mismo que estoy quemando todos mis cartuchos filmando estas dos películas por capricho... Pero lo que aprendí, para responder a tu pregunta, es que desearía poder seguir trabajando con tales artistas. No me importa mi propia performance en pantalla. Sigo pensando que no soy gran cosa sin la mirada que estos directores hacen...

vía | Traducción allyouneedisrob

miércoles, 20 de noviembre de 2019

Podcast - The HFPA in Conversation: Robert Pattinson - Por qué piensa que los tatuajes de Edward Cullen / Twilight son "punk rock"



Finalmente, tenemos la conversación entre Rob y Kristien Gijbels. Hablan sobre "grandes oportunidades que suceden en su carrera, desde su papel protagónico en The Lighthouse enfrentando a Willem Dafoe hasta su papel con Timothée Chalamet en The King, hasta su próximo turno como Bruce Wayne en The Batman. También profundizan en su historia con grandes fandoms, asistiendo al estreno de Harry Potter y la Orden del Fénix, por qué piensa que los tatuajes de Edward Cullen / Twilight son "punk rock" y qué el núcleo de una idea inspira todos los roles que desempeña. "



fuentefuente

“Definitivamente lo hará el próximo año. Hablo con Claire sobre en qué momneto y es un guión realmente muy bueno... Me encanta trabajar con Claire Denis. Antes de que comience The Stars at Noon, creo que tendré que enfocare mucho en Batman y tengo que terminar la película de Chris "

(Aclaración : la nota fue realizada el 17 de octubre, al día de hoy la película de Chris Nolan ya terminó) 

vía

"Sí hombre, es asombroso" (sobre el tatuaje de Connie que tiene un fan)

vía

“¿Sos vos en el barro?” Rob: “Sí. Eso fue sorprendentemente difícil de hacer" (sobre la escena de The King)

vía

"Fue un ambiente realmente agradable en Harry Potter. Incluso en comparación con las películas que hice desde entonces, fue muy protector"

Para Robert, eso se debió en gran parte a "La forma en que se trataba a los niños .. En Harry Potter estaban en la escuela y trabajando al mismo tiempo".

"Se sentía como un ambiente familiar muy amigable".

¿Su parte favorita de la experiencia de Harry Potter ? La gira de prensa. "Fue increíble", dijo.

"Recuerdo que fui a Tokio por primera vez, y me senté en mi habitación mirando la ciudad y dije: '¿Cómo pasó esto?'", Continuó. "Realmente me gusta esa película... no estaría actuando si no fuera por ella".

vía

Fuente | vía traducción allyouneedisrob